Las mejores sugerencias para que puedas cuidar a tu gato

Hay muchas formas de darle amor a tu gato. Desafortunadamente, muchos dueños de gatos demuestran su amor dándoles demasiada comida, lo que puede provocarles obesidad.

La edad ideal para adoptar un gato es a partir de los 3 meses, cuando ya esté destetado. Si por distintas razones se debió separar al gatito de su mamá mientras esté amamantando, es importante buscar leche maternizada. El veterinario nos puede ayudar.

Recibirlo a partir de los 2 meses nos ayuda a introducir alimentos más sólidos, como patés especiales para cachorros. Cuando coma solo se puede iniciar una dieta seca.

Si tu gato tiene sobrepeso, tu tarea debe ser concentrarte en ajustar su dieta y aumentar su ejercicio para que pueda perder peso y convertirse en un gato más saludable.

Estudios

Según una investigación realizada por  especialistas de la Universidad de Tokio, Atsuko Saito y Kazutaka Shinozuka, demostró que  los gatos sí son capaces de distinguir las voces de las personas con las que conviven, pero no a la de desconocidos de la misma edad o sexo.

Sin embargo, este estudio también reveló que aunque sí se dan muestras de un mayor reconocimiento por parte de los gatos, a ellos les da igual, no acuden ni responden como los perros.

Por otro lado, es necesario empezar a establecer una relación positiva de amistad y afecto, sin empañar el papel que todos tienen en casa.

Si tienes problemas para llevarte bien con tu gato, te presentamos en este artículo algunos trucos interesantes para ayudarte a formar ese vínculo tan deseado con tu mascota. 

Para que tu gato se sienta bien en casa, lo primero que debe hacer es elegir una canasta propia donde se sienta seguro.

Una canasta para gatos abierta, por ejemplo, será perfecta si hace calor en tu hogar, pero será mejor optar por una canasta cerrada o semicerrada si la temperatura es bastante fresca o el ambiente es bastante ruidoso en casa.

Un rincón cálido y cómodo

A los gatos les encanta el calor. Así que no dude en montar su pequeño rincón y poner su cesta en un lugar soleado o cerca del radiador para una máxima comodidad. ¡A tu gato le encantará tomar una siesta y descansar allí durante horas!

Un entorno tranquilo

Además de la calidez, a los gatos también les gusta la calma. Por lo tanto, asegúrese de que el ruido no moleste constantemente a su gato (por ejemplo, ¡es mejor evitar encender la música!) O de que los niños lo llamen constantemente a quienes les gustaría acariciarlo demasiado de repente.

Un ambiente saludable

Para que su gato se sienta bien en su hogar, también debe estar seguro allí: evite dejar cosas peligrosas por ahí. Lista pequeña no exhaustiva: todos los productos de limpieza, cordones o ovillos de lana, gomas elásticas o incluso tapones para los oídos deben guardarse en un lugar inaccesible.

Asimismo, evite dejar lirios a su alcance porque contienen una toxina peligrosa para los gatos que mastican las hojas.

No lo dejes solo demasiado tiempo, los gatos pueden disfrutar pasar tiempo solos, pero son seres sociales que necesitan interacciones. Para mantener feliz a tu gato, es mejor limitar tus movimientos al aire libre cuando puedas y llevarlo contigo cuando sea posible. 

Si realmente no tienes la posibilidad cuando tienes que estar fuera, intenta que alguien que ame a los gatos lo cuide: esta es la única forma de estar seguro de que tu gato no sufrirá demasiado. ¡ausencia!

Jugar con él

Finalmente, este es el último punto, pero quizás uno de los más importantes: los gatos son muy juguetones y traviesos. A tu gato le encantará jugar contigo y estará muy feliz si tienes el hábito de abrazarlo y acariciarlo cada vez que lo veas.