¿Cómo las embarazadas extranjeras pueden obtener visa temporaria en Chile?

Aquellas mujeres en estado de gestación, pueden realizar el trámite para generar  un Permiso de Residencia Temporal, en Chile, lo que beneficiará su estatus migratorio y acceder a los controles prenatales en el establecimiento médico más cercano a su domicilio.

En este orden de ideas, al reconocer que es una visa de residencia temporaria la que se otorgará, tiene una duración de hasta 1 año, plazo oportuno, para poder solicitar una prórroga por el mismo período o solicitar la Permanencia Definitiva.

Beneficios para el titular de la visa

En el mejor de los casos, de ser la titular de este tipo de visa, tiene como oportunidad efectuar cualquier actividad lícita dentro del país, es decir trabajar, invertir, estudiar, entre otros. 

Si es solicitada en condición de dependiente, se podrá residir en Chile durante la vigencia de la visa del titular, pero no se podrá trabajar.

Requisitos que debe entregar la titular

En primer lugar, el certificado de control de embarazo emitido por el consultorio al que la mujer asiste, con la firma y timbre de una autoridad responsable de ese servicio, o como segunda opción  es aceptado el certificado médico que acredite el embarazo, con el timbre y firma del profesional, original o copia Legalizada.

¿A dónde se tienen que dirigir?

Es primordial, acudir al  Departamento de Extranjería y Migración (DEM) con un certificado de control de embarazo que se  entrega en el Centro de Salud Familiar (CESFAM) timbrado y firmado, o con un certificado del profesional que controla tu embarazo.

Luego, si se ha pedido  un permiso de residencia o visa, es conveniente exigir la inscripción en el Sistema Público de Salud, pidiendo un número de inscripción provisorio en FONASA (Fondo Nacional de Salud). Para esto, se tiene que  presentar la carta del Departamento de Extranjería y Migración (DEM) en cualquier sucursal.

En otro aspecto, si eres migrante, estás registrada en FONASA y estás renovando los trámites de residencia, mantienes los beneficios de salud, aún cuando tengas tu cédula de identidad (carnet) vencida. Para ello debes presentar la carta de renovación y tu credencial FONASA.

Asimismo  es una alternativa para aquellos migrantes que se le venció la visa o no cuentan con una, además de no poseer recursos y no contar con seguro de salud, pueden solicitar en FONASA que sea inscrita como categoría A (carente de recursos) mediante una declaración jurada que se expide en el Centro de Salud u Hospital. Con ello asignan un número identificador provisorio que dura un año, mientras el beneficiario regulariza su situación migratoria y, al ser atendido, no se cobrará.

Una vez inscrita en el centro de salud, se activan todas las prestaciones de Chile Crece Contigo a partir del primer control prenatal. Algunas de las prestaciones son:

  • Atención personalizada del proceso de nacimiento.
  • Talleres prenatales.
  • Material educativo.
  • Programa de Apoyo al Recién Nacido (ajuar).
  • Acceso a modalidades para el fortalecimiento del desarrollo integral de niños y niñas.


Los hospitales públicos y centros de salud chilenos no pueden negar la atención si estás embarazada, en cualquier situación migratoria, hasta un año después del nacimiento de tu hijo(a). 

Deben brindar atención y prestaciones de salud a niños y niñas menores de 18 años incluidas las del Programa de Apoyo al Desarrollo Biopsicosocial (PADBP) y Programa de Apoyo al Recién Nacido (PARN).