Chile celebra Día de Alfabetización con más de medio millón de personas analfabetas

Según la Organización de las Naciones Unidas, 516 mil 960 personas en Chile carecen de estudios básicos para leer y escribir. Desde el año 1967, cada ocho de septiembre se conmemora el Día Internacional de la Alfabetización decretado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO), con la intención de promover y reconocer la importancia del estudio a nivel mundial.

En Chile el factor económico es un tema fundamental para propiciar el origen del analfabetismo, ya que la educación privada es de alto costo para personas de bajos recursos, sumado a las características demográficas de su lugar de residencia, alejados de zonas rurales y urbanas que impiden el proceso de inclusión dentro del sistema escolar.

Cifras porcentuales de analfabetismo en Chile

De acuerdo a una encuesta realizada en el año 2017 por el (CASEN), Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional, señaló que en Chile existe más féminas  mayores de 15 años analfabetas que los hombres con edades similares, dando como resultado 3,7% para las mujeres y 3,5 para los caballeros.

Asimismo fue notorio que gran parte de los encuestados, son habitantes de viven en zonas rurales, con escasa solvencia económica, ocupando el 8,6% en comparación a los que residen en zonas urbanas que no sobrepasa el 3,3 %.

En cuanto a los adultos mayores que superan los 60 años son analfabetos con el 8, 2% en comparación a los de edades comprendidas entre los 40 y 59 años con 3,7%.

Conviene mencionar, que a raíz de la realización de dicha encuesta se reveló que existen personas sin conocimientos básicos pertenecientes a los estratos más bajos.

A pesar de que el país presenta una estabilidad económica que favorece a la mayoría de los chilenos, el problema inicial radica en el acceso totalitario de todos a una educación óptima y con estándares de calidad, debido a la diferencia abismal que existe entre la preparación pública y la privada.

Enseñanza en tiempos de Covid-19

La educación se ha visto afectada por el coronavirus, puesto que las escuelas han sido cerradas, lo que conllevó a la mutación digital de una enseñanza que está en proceso de adaptación. 

Esta consecuencia ha obligado a millones de niños a nivel mundial, a estudiar a través de un computador ¿pero qué ha pasado con todos aquellos que carecen de recursos tecnológicos? 

Ha sido sin duda una incógnita difícil de solventar y responder con hechos más que con  palabras, ya que genera una inversión importante para el sector educativo y esta crisis reciente del COVID-19 nos recuerda la importancia de fomentar el estudio sin distinción de razas y parámetro sociales.

A causa del coronavirus, cientos de naciones se han visto limitadas para continuar con los programas de alfabetización de adultos. Esto ha provocado un estancamiento en el proceso educativo ya que fueron suspendidos los planes de enseñanza y sólo unos pocos pueden aprender a través de clases virtuales.

Coronavirus un golpe contra la educación 

Cifras aportadas por la UNESCO indican que 617 millones de niños y adolescentes carecen de conocimientos básicos en matemáticas y lenguaje. Lo que indica que la actual situación repercute, de manera negativa, en el proceso de enseñanza arrojando el 62,3% de la población estudiantil mundial (1 090 millones) que con el cierre de las escuelas no ha podido proseguir en el curso natural de su aprendizaje.